Portada blog (2) (1)

Soy Marta Sanz, Tu guía en Escocia

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

Prepara tu viaje: Vuelos a Escocia.

Muy buenas pixie, si has llegado hasta aquí es porque estás preparando tu viaje a Escocia y quieres saber más sobre cómo conseguir los mejores vuelos. Pues a continuación voy a darte algunas recomendaciones que has de tener en cuenta a la hora de comprar tus billetes de avión para Escocia.

Este artículo es complementario a una recopilación de consejos para conseguir el mejor vuelo a Escocia que puedes encontrar haciendo clic aquí.

Qué encontrarás en este artículo:

¿Cuántos aeropuertos hay en Escocia?​

A la hora de comprar tus vuelos a Escocia ten en cuenta que hay diferentes aeropuertos a los que puedes llegar. Así que fíjate bien que no vaya a ser que por ahorrarte un dinerito acabes  muy lejos de tu destino. 

Edimburgo:

Al buscar vuelos a Escocia seguro que tu primera idea será llegar a Edimburgo, la capital. Este es el principal aeropuerto de Escocia. Ubicado a unos 30-40 minutos del centro de la ciudad, será el lugar al que casi seguro que llegarás. 

¿Cómo llegar desde el aeropuerto a Edimburgo?

Para llegar desde el aeropuerto de Edimburgo hasta el centro de la ciudad tienes 4 opciones diferentes:

Airlink:

El autobús que hace el trayecto aeropuerto-ciudad es una opción cómoda y rápida. En unos 30-40 minutos llegas hasta el centro (puede variar un poco dependiendo del tráfico). Dispone de WIFI y en algunas partes hasta tienes un enchufe con entrada USB. Operan las 24h, de 4:00 a 00:00, salen cada 10 minutos y, entre las 00:30 a las 04:00, cada 30 minutos. Tiene establecidas una serie de paradas que te dejan cerca de algunos hoteles próximos a la ruta. El precio del billete sencillo es de £4’50  y el de ida y vuelta £9’50. Para confirmar precios y horarios ¡haz clic aquí! .

La fotografía de arriba es con el antiguo diseño, actualmente los buses del Airlink han sido pintados de un color azul oscuro que puede pasar desapercibido. ¡Abre bien los ojos! 😉

Tranvía:

Es otra opción muy cómoda, que además dispone de una buena amplitud de horarios (a excepción de la noche, que no está operativo). Hace una única ruta que va del aeropuerto hasta el centro de la ciudad y tarda unos 35- 40 minutos. La ventaja es que no habrá retenciones, como puede pasar con el autobús.

Taxi:

Aunque esta palabra, muchas veces, nos da auténtico pánico, si sois más de 4 personas, el taxi puede ser un gran recurso, ya que os dejará en la misma puerta del hotel y pagando casi lo mismo que en el bus o tram. Cuando llegas al aeropuerto, al salir verás un edificio enfrente tuyo que pone: “Welcome to Edinburgh” allí está el punto de recogida de los taxis. También puedes seguir las flechas que te llevarán hasta el aparcamiento donde están todos los taxis. 

Glasgow:

A pesar de la “mala” fama que tiene Glasgow, que por suerte se está reduciendo, yo soy una firme defensora de esta ciudad y creo que empezar o salir por allí vale muchísimo la pena.

¿Cuántos aeropuertos hay en Glasgow?

Para llegar en avión hasta Glasgow puedes aterrizar en dos aeropuertos diferentes: el de la ciudad de Glasgow y el aeropuerto de Prestwick

Aeropuerto de Glasgow:

Aeropuerto de Glasgow: Situado a 15 kilómetros de Glasgow, puedes llegar hasta el centro mediante el“Glasgow Airport Express”. Es el autobús lila que va directo desde el aeropuerto hasta la ciudad por un precio de 7,50 libras la ida y 10 libras la ida y vuelta.  Si quieres una opción más económica, también podrías ir con el bus urbano que costaría unas 2,20 libras la ida.

Te dejo este enlace a la web del aeropuerto, que te indicará todas las maneras en las que puedes llegar hasta Glasgow desde el aeropuerto. Allí tienes el apartado de “buses” y te indica todas las líneas.

 

Aeropuerto de Prestwick:

Aeropuerto de Prestwick: Ubicado a unos 50 minutos del centro de la ciudad. Para desplazarnos desde Prestwick hasta Glasgow se puede hacer en tren, el cual sale cada 15 minutos. Si dispones de tu billete de avión o algún comprobante de que has volado hasta allí, tendrás un descuento en tu ticket de tren. Ten en cuenta que toda esta información es hasta el día de hoy, pero siempre puede haber alguna variación. Otra opción podría ser el taxi, que, aunque puede ser más cara, si sois unas 4 personas o más, yo la valoraría, ya que te acabará saliendo mejor y te dejarán en la puerta de donde tú quieras. 

Si con tu vuelo llegas a Glasgow, mi mejor recomendación es que pases una noche allí, ya que es una ciudad que tiene mucho que aportar. No te arrepentirás de descubrir sus calles comerciales con edificios de s.XVIII entremezclados con edificios del s.XX, sus cientos de tiendas que harán que no sepas hacía dónde mirar, sus muchos restaurantes donde podrás escoger comer cualquier tipo de comida y, por supuesto, sus museos y monumentos. No te puedes perder la Catedral, el Kelvingrove Museum y el Green Park.

En el caso de que tengas que llegar hasta Edimburgo, en ambos aeropuertos tendrás que hacer conexión en Glasgow. Por ahora, no hay ninguna opción para ir directamente.

Inverness:

Inverness está situada a 250 km de Edimburgo y es conocida como “la capital de las Highlands”. A pesar de que su aeropuerto no es el principal, se puede considerar un buen punto para empezar tu recorrido por las Tierras Altas. Mucha gente decide empezar por aquí para descubrir las zonas de más al norte de las Highlands o las islas del norte de Escocia, las Orcadas y/o las Shetlands.

¿Cómo encuentro los mejores vuelos?

Como ya te he dicho en el primer punto, en el de los 7 consejos, para encontrar el mejor vuelo a Escocia echa un vistazo a tu buscador de confianza. Yo recomiendo Skyscanner, ya que me parece una plataforma súper sencilla y con muchas utilidades:

  • – Puedes crear tu propia alerta de precios para el vuelo que quieras y ellos te avisan cuando sube o baja.
  • – Puedes visualizar todo el mes para ver qué fechas son más económicas.
  •  Personaliza tu búsqueda: Escoge el número de escalas, el máximo que quieres gastarte, la duración máxima del vuelo, y hasta puedes escoger algunas aerolíneas en concreto.
  • – Puedes crear tu propio historial de búsqueda para no estar cada dos por tres introduciendo datos. 

Lo qué has de tener en cuenta a la hora de buscar tu vuelo:

Muchas veces, ante un buen precio, nos cegamos y no vemos más allá. Antes de darle a la tecla de comprar, hay que fijarse en una serie de cosas. Para mi, las más importes, serían las siguiente:

Escalas y cambio de aeropuerto:

Ve con cuidado con las escalas, ya que es, una de las cosas que oculta un precio barato. Si volamos hasta Tailandia, Australia o Nueva Zelanda, no nos vendrá de una escala de más o de menos, pero un viaje de 3 horas se puede convertir en una jornada interminable en la que acabas pasando horas en cualquier aeropuerto. Volando a Escocia, una de las escalas que te puede tocar hacer, si no tienes en cuenta este punto, es en Londres.

Quizás lo peor de las escalas no es tener que esperar una gran cantidad de horas en el aeropuerto, sino TENER que cambiar de aeropuerto. Y ahí la cosa se complica de verdad. Así que, si no te puedes librar de la escala, fíjate bien si has de hacer algún cambio de aeropuerto. Ten en cuenta la distancia que hay de uno a otro y el tiempo del que dispones para cambiar; asegúrate de que llegarás con la antelación suficiente y así no tendrás que aparecer en plan “¡ESTÁMPIDAAAAA!” por la terminal. 

Lo que está incluido:

Otra de las cosas que oculta un gran precio es lo que incluye. Así que saca la lupa y mira bien si la compañía aérea te incluye cosas como:

– La facturación de la maleta, es decir el poder llevar una maleta grande en la bodega del avión. (si es invierno lo agradecerás).

– Cuántos bultos puedes subir al avión. En este punto te hablaba de Rynair y la posibilidad de llevar un segundo bulto en el avión pero desde Septiembre del 2017 ya no esta permitido. Leé el articulo aquí. Por lo que infórmate bien en lo que puedes y no puedes subir al avión, no vayas a llevarte un susto de última hora. 

– El asiento. Sé que es una tontería, pero no está de más poder escoger tu asiento, aunque muchas veces poder decidir dónde te quieres sentar puede acabar costando más que el propio billete. He llegado a ver asientos a (casi) 50 libras. Una locura, vaya.

– El seguro, punto del que hablaremos un poquito más hacía adelante, y en mi opinión muy importante.

Facturar o no facturar tu maleta, esa es la cuestión:

Esta decisión está en tus manos, ya que creo que es algo muy personal, cada uno sabe lo que necesita llevar o no. Si te soy muy sincera, yo siempre he sido de facturar maleta y encima meter en ella un montón de “por si” y al final me he encontrado paseando un bulto enorme para solo estar 3 días de viaje y además solo he utilizado 4 o 5 cosas. Así que, últimamente, estoy poniendo en práctica lo de viajar con la maleta de mano.

A ver siendo realistas lo de viajar con la maleta de mano para un viaje corto es muy posible pero ¿qué pasa cuando es un viaje de 7 días o más?. Pues entonces casi seguro que tendrás que facturar tu maleta. Para este caso, te voy dar una serie de consejos:

  • Por tu vida, guárdate una muda en el equipaje de mano, aunque solo lleves el bolso. Hay una cosa que pasa más veces de las que debería, y es la pérdida de maletas. A no ser que lo hayas vivido, no puedes imaginarte lo que es estar esperando, esperando y esperando y que tu maleta no salga. Así que, para evitar tener que enloquecer buscando una tienda a última hora, llévate una muda y un mini neceser en el bolso ( o maleta de mano) para que te saque del apuro. 

  • Siguiendo con el caso de una posible pérdida de maleta, aquí va el segundo consejo. Si sois dos los que viajáis, mezclad la ropa de uno y de otro en la maleta, de esta manera, si se pierde una maleta, podéis sobrevivir con la otra. Y por si se pierden las dos, haz caso del punto anterior.

  • Infórmate bien de a donde viajas, pues no tiene sentido que vengas a Escocia cargadito con tu bañador, tus chanclas y tu toalla de la playa. Hazte un favor y mira el tiempo y la zona donde estás. También puedes aprovecha que existe internet y las redes sociales y preguntar. Al final acaba siendo una pérdida de espacio llenarte la maleta con todos los “por si”. Además, en el caso de que cuando vengas tengamos una ola de calor de 35º, no te preocupes, que existen tiendas de ropa muy, muy barata que te sacarán del apuro.

  • Intenta aprovechar el espacio y el peso, evitando llevar cosas inútiles, como el secador del pelo, pues este puede acabar siendo una molestia si te encuentras que todos los hoteles disponen de él. Navega por la red e investiga si en el lugar donde te alojas dispone de secador y otros complementos. Hay veces que pensamos que nos vamos a la selva y que no tendremos nada, y cargamos con gel de baño, champú, crema de cuerpo, enjuague bucal, pasta de dientes…etc. Muchas veces hemos de recordar que en casi todos los destinos existen los… SUPERMERCADOS, así que quizás estas ocupando un espacio en la maleta para algo que en el destino podrás conseguir. 

¿Me hace falta un seguro?

Pensar en contratar un seguro de viaje nos produce un sentimiento contradictorio. Por un lado, si hablamos de un viaje largo o de larga distancia, tipo Estados Unidos, no dudamos ni un minuto en contratarlo, pero por otro, cuando el viaje es relativamente cerca lo primero que nos viene a la cabeza es : “¿Para qué un seguro?, es un gasto más y al final nunca lo usamos”. ¿Sabes qué, en según que viajes, tan solo por 17 euros más vas a poder tener un seguro básico que te cubrirá desde: asistencia médica, robo y daños de equipaje, responsabilidad civil, defensa en el extranjero, repatriación, entre otras cosas.

​Con el corazón en la mano y después de haber trabajado en una agencia de viajes te digo que no vale la pena arruinar unas vacaciones por no haber querido invertir 20 euros más. Nunca sabes lo que puede pasar. 

Se que hay muchísimas compañías, pero si por experiencia y por conocimiento te tuviera que recomendar alguna sin duda sería: IATI seguros.

Lo mejor de IATI es que tiene diferentes tipos de seguros:

– Un seguro para familias con asistencia de pediatra.

– Un seguro para mochileros y gente super viajera.

– Un seguro por si va a estudiar idiomas al extranjero

¿Y, tú?, ¿Tienes algún truco a la hora de buscar tus vuelos en Internet?

Espero que te ayude mucho esta recopilación de consejos y puntos a tener en cuenta mientras buscas y gestionas tus vuelos para Escocia y para cualquier parte del mundo. Ojalá no tardes mucho en viajar a Escocia y no dudes en compartir tu truco para encontrar vuelos por Internet  🙂

¡comparté y que se entere el mundo!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email

Deja un comentario